Vacunas contra SARS-CoV-2. Reacciones anafilácticas

Imprimir este articulo

Vacunas contra SARS-CoV-2. Reacciones anafilácticas

Las reacciones anafilácticas pueden ocurrir con cualquier vacuna pero son extremadamente raras, la frecuencia es aproximadamente de una por cada millón de dosis. Al 23 de diciembre de 2020, en los Estados Unidos se habían reportado 10 casos de anafilaxia entre 614.117 personas que recibieron la vacuna para COVID-19; el Reino Unido había reportado dos. Dado que las vacunas de Pfizer y Moderna de ARNm utilizan una nueva plataforma, se requiere un seguimiento más estricto y dilucidar la posible causa de este tipo de reacciones. 

En algunos artículos científicos se discute si las reacciones anafilácticas a dichas vacunas podrían deberse a la presencia del compuesto polietilenglicol (PEG) del empaque del ARNm.

El PEG nunca antes se había usado en una vacuna aprobada, pero se encuentra en muchos medicamentos que ocasionalmente han desencadenado anafilaxia, una reacción potencialmente mortal que puede causar erupciones, hipotensión arterial, dificultad para respirar y taquicardia. Algunos alergólogos e inmunólogos creen que una pequeña cantidad de personas previamente expuestas a PEG pueden tener altos niveles de anticuerpos contra PEG, lo que las pone en riesgo de una reacción anafiláctica a la vacuna.

Otros investigadores se muestran cautos en establecer un vínculo entre el PEG presente en la vacuna y la reacción anafiláctica dado que señalan que la cantidad de PEG en las vacunas de ARNm es menor que en la mayoría de los fármacos PEGilados. Y mientras que esos medicamentos a menudo se administran por vía intravenosa, las dos vacunas para COVID-19 se inyectan en el músculo, lo que provoca una exposición tardía y un nivel mucho más bajo de PEG en la sangre, donde se encuentra la mayoría de los anticuerpos anti-PEG.

Los centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés) recomiendan para la administración de la primera o segunda dosis de las vacunas de ARNm de Pfizer – BioNTech o de Moderna, no administrarlas a personas que tengan antecedentes de reacciones alérgicas grave o inmediatas (dentro de las 4 horas) asociadas con cualquiera de los componentes de la vacuna, incluyendo polietilenglicol (PEG) y derivados de PEG como polisorbatos.

 

Bibliografía

Castells M. y Phillip E. Maintaining Safety with SARS-CoV-2 Vaccines. The New England Journal of Medicine. December 30, 2020. Disponible en:  https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMra2035343

– De Vrieze J. Pfizer’s vaccine raises allergy concerns. Science. January 1, 2021. Vol 371 ISSUE 6524. Disponible en: https://science.sciencemag.org/content/371/6524/10

1 Las vacunas de Pfizer y Moderna contienen ARNm envuelto en nanopartículas lipídicas (LNP) que ayudan a transportarlo a las células humanas, y también actúan como adyuvante, un componente de la vacuna que refuerza la respuesta inmunitaria. Los LNP están “PEGilados”, unidos químicamente a moléculas de PEG que cubren el exterior de las partículas y aumentan su estabilidad y vida útil.
2  Los PEG también se emplean en productos de uso diario, como la pasta de dientes y el champú, y se han utilizado como laxantes durante décadas. Un número creciente de productos biofarmacéuticos también incluyen compuestos PEGilados.
  Categories: